Viernes, 12 de octubre de 2012

Cuando el dinero tenía respaldo de oro, "x" monedas o billetes (por ejemplo 10) equivalían a un gramo de oro.
Si 10 monedas equivalen a un gramo de oro, y una moneda equivale a un kilo de tomates o una docena de huevos, porqué nos alteran esos valores cada año, que pasa?
En los años 70 una barra de pan costaba 25 monedas mientras que ahora en el 2012 cuesta 65 monedas (la barata, una buena cuesta 130)  
Porqué si el peso y volumen del oro no cambia, los productos que se pueden adquirir con él si cambian de valor?
El peso y volumen de los tomates tampoco cambian con los años, un kilo siempre tiene la misma cantidad de carne y jugo de tomate.


Podríamos decir que una amplia gama de productos, en especial los alimentos, se basaban y se basan en el peso, si un kilo de tomates es equivalente a cien miligramos de oro, como el volumen del kilo de tomates no puede variar, y el volumen de los cien miligramos de oro tampoco puede cambiar, no podemos hablar de que los tomates cuesten hoy 100 mg de oro y mañana 150 mg
Así debe de ser con todos los precios y salarios
Nos cuentan los políticos que se trata de lograr crecimiento económico pero el verdadero motivo es servir de herramienta al sistema oligarca.

Los oligarcas necesitan dar a su dinero una ventaja sobre el dinero de los demás, la ventaja prediseñada es variar los precios para comprar barato y vender caro.
Una opción es que  comprando mucha cantidad el producto sea mas barato, con ello los grandes empresarios eliminan la competencia de los pequeños empresarios, diez mil quilos de tomates deberían de ser diez mil monedas, pero gracias a su ventaja prediseñada los tomates les cuestan ocho mil quinientas monedas mientras que a un pequeño empresario le cuesta una moneda el kilo.
Así han absorbido por ejemplo los supermercados familiares de las ciudades españolas, esa competencia desleal les ha obligado a cerrar o convertirse en franquicia de alguna empresa grande.
 
Cabe decir que este hecho obedece también a las comodidades de los vendedores, prefieren vender todo en una sola operación que no tener que realizar cien operaciones de venta hasta haber vendido todo el producto.

Pero la alteración de los precios se convierte en una ratonera para muchos trabajadores y por eso es importantísimo acordar unos precios y respetarlos, del mismo modo que respetamos que un litro es un kilo, las medidas no obedecen a la arbitrariedad, una vez que se establecen deben de prevalecer porque alterarlo supone para muchos la ruina económica.

El ejemplo de comparación de precios debería de haber sido anterior a los años 70 pero no teníamos referencias a mano y la comparación sería muy parecida.


Publicado por autocracia2 @ 22:57
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios